Encuentros virtuales en vivo: Sábado 6 de agosto, 13:00 EDT

Atendieron 7 personas desde California, Nueva York, Argentina, y España. El texto que trabajamos fue la pintura “El Doctor,” de Sir Luke Fildes.

Lo que encontramos fue que entre más miramos la pintura, más cosas veíamos, más se nos cambió la opinión del cuadro. Notamos que hay un niño pequeño en un interior rústico acostado sobre dos sillas, su rostro pálido iluminado por la lámpara de vidrio en la mesa. El médico, vestido con un traje a medida, se sienta al lado de la cama improvisada mirando a su paciente ansiosamente. El padre del niño, de pie en el fondo con la mano sobre el hombro de su esposa cuyas manos están apretadas como en oración, mira hacia la cara grave del médico. Su humilde estilo de vida es evidente en la peltre, el trozo de alfombra en el suelo de piedra, y su ropa rasgada. El alcance de la enfermedad del joven se puede ver en la botella de medicamento medio vacía en la mesa, y el tazón y la jarra, utilizados para aliviar la temperatura del niño, en el banco. Los trozos de papel en el suelo podrían ser recetas hechas por el médico para la medicina ya tomado. La madre esconde su rostro para escapar, para rezar y rogar, dando rienda suelta a su emoción, el padre pone la mano sobre el hombro de su esposa en aliento.

Alguien noto que si hubiera un sonido en esa habitación pudiera ser el silencio o el sollozo de la madre. Aun otra persona menciono que el silencio es música. En música silencio es un elemento fundamental. 

El médico aquí también es vulnerable—él no sabe si puede salvarle la vida al niño. Nos deja esa incertidumbre. Fildes le puso más luz al médico y al niño y más sombra sobre los padres, poniendo el enfoque en la relación entre el médico y el paciente. Un participante mencionó que lo lindo de esta pintura es que demuestra los logros que se pueden obtener cuando hay humildad de parte del médico. Aquí vemos que el médico fue a la casa y se quedó toda la noche con el paciente y los padres, cuidando al paciente.

Alguien pregunto, “¿Quién sostiene este niño?” y se contestó que las sillas, pero en verdad son los padres que están en el fondo. Al frente esta la ciencia y al fondo la humanidad (los ruegos y la fe). Las sombras son lo que sostienes todo lo que se da. Él te o café que le prepararon al médico muestra una atención que le muestran de gracias.

En este cuadro demuestra un plano de igualdad en la humanidad. Asumimos muchas cosas, la historia evoluciona. Por eso será que esta pintura es tan famosa. 

La propuesta de escritura fue “Escribe sobre una sala/habitación de cuidado”. Los participantes escribieron sobre la relación de todo lo que se encuentra en la habitación del paciente y ahí es donde nace la enfermedad. Se continuo el tema del médico siendo más relacionado con la ciencia y el paciente con la humanidad. La pintura evoco escritura del dolor de perder a un niño al igual un hermano. Y que todos los cuartos son salas de habitación de cuidado. Y se mencionó que mientras uno crea la relación entre el médico y el paciente, hasta el nombre que se dicen él una al otro se cambia, se pone más familiarizado.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 3 septiembre a las 13 hrs. o a la 1 pm EDT. También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!


El Doctor por Sir Luke Fildes, exhibido en 1891

Tate.org.uk

Encuentros virtuales en vivo: Sábado 16 de Julio, 13:00 EDT

Nos reunimos 9 personas, desde Nueva York, California, Argentina, España e Italia. Trabajamos el relato corto “El Drama del Desencantado,” de Gabriel García Márquez. 

El microcuento relata el desarrollo de un suicidio. No sabemos por qué lo hizo, no lo cuenta. Llama la atención el uso de la metáfora “la puerta falsa”. Ha elegido morir de un modo que lo acerca a la vida de los demás. No sabemos cuántas cosas vio de la vida de los otros, pero aprendió que la vida vale la pena de ser vivida justo antes de morir. 

El cuento tiene un mensaje: el autor juzga/critica el suicidio de esta persona. Pero detrás de los suicidios hay tanto sufrimiento que da la impresión de que lo trivializa. Llama la atención como el narrador habla como si conociera todo lo que piensa el protagonista, pero a la vez sabemos que es imposible, el protagonista está muerto.

El texto es breve, solo una frase. Pero el texto está lleno de palabras fuertes. Contrastan las experiencias finitas (tragedia y comedia son fugaces) con lo definitivo de la muerte. Se mencionó el concepto de intrahistoria de Unamuno: las historias pequeñas que existen escondidas a los ojos de los demás. El protagonista tiene una revelación. Hay todo un periplo vital en una peripecia dramática.

La palabra drama recuerda al teatro. Pero en este texto no está la primera parte, no sabemos de dónde viene el desencanto, tenemos que suponerlo. El texto recuerda que solo son necesarios breves instantes de felicidad. 

Un participante considera que en el propio texto se explica el motivo del suicidio: las pequeñas tragedias. El protagonista descubre que sus pequeñas tragedias, las que le llevan al suicidio, son las mismas que tienen los demás. El texto tan corto nos cuenta todo: la introducción y el nudo están en el texto. Por eso puede arrepentirse, su causa es igual a las de las demás.

El texto está escrito en una sola frase, pero expresa que la forma y el contenido son lo mismo. La caída es un proceso sin puntos, sin paradas. La forma refuerza el contenido. Cuenta un error que no puede arreglar, no puede arrepentirse. El drama es conocer cuando ya no puede cambiar. Gabriel García Márquez critica el acto del suicidio e impresiona que puede estar frivolizando. Es un texto lleno de capas y matices. ¿El texto cuestiona la libertad de matarse o es que nadie es libre?

¿Pone el narrador sus palabras en el personaje? ¿Emite un juicio? Si no quisiera hacerlo, podría haberlo escrito en primera persona.  Es importante quién es el narrador, quien cuenta la historia.

La propuesta de escritura fue “Escribe sobre un momento en que cambió tu concepción del mundo”.Se ha escrito de como desconocemos la realidad del otro y asumimos que la realidad de los demás es nuestra realidad. Y la realidad cambia en cada momento. Se escribe sobre los descubrimientos de otras realidades y nuestros propios descubrimientos. Sobre la imposibilidad de dejar de cambiar y como el único cambio es el que ocurre al final de la vida. La importancia de las múltiples perspectivas. Escribimos a la sombra del texto y de las reflexiones que hicimos sobre él.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre el poema de León Felipe. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 6 agosto a las 13 hrs. o a la 1 pm EDT. También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!


El drama del desencantado por Gabriel García Márquez

 …El drama del desencantado que se 
arrojó a la calle desde el décimo piso, y 
a medida que caía iba viendo a través 
de las ventanas la intimidad de sus 
vecinos, las pequeñas tragedias 
domésticas, los amores furtivos, los 
breves instantes de felicidad, cuyas 
noticias no habían llegado nunca hasta 
la escalera común, de modo que en el 
instante de reventarse contra el
 pavimento de la calle había cambiado 
por completo su concepción del mundo, 
y había llegado a la conclusión de que 
aquella vida que abandonaba para
siempre por la puerta falsa valía la pena 
de ser vivida.

Encuentros virtuales en vivo: Sábado 25 de Junio, 13:00 EDT

Nos acompañaran seis participantes desde Nueva York, España, Argentina, y California.

El texto que escogimos para hoy fue Chica Americana en Italia, una fotografía de Ruth Orkin, tomada en 1951.

Tuvimos una discusión muy rica. Lo primero que se noto fue que hay 15 hombres en diferentes aptitudes hacia la mujer, solo hay un hombre que no está mirando la mujer. La estética de la mujer se compara con las miradas de los hombres. Hay algo sublime en la imagen de la mujer. Uno de los hombres agarra su entrepierna.

Un participante se preguntó, ¿Porque están juntos todos los hombres? ¿Qué es el propósito de reunirse en una esquina? Alguien en el grupo le contestó: lo que siempre hacen los hombres en la esquina, nada. Lo que notamos es que es obvio que, al llegar la mujer, todo cambia.

Otra persona comenta que la imagen de la mujer muestra miedo, ella no lo está pasando bien, agarra su chal con afán. El año es seis años posguerra, que nos dice mucho de lo que estaba pasando en ese tiempo. El punto de reunión con los amigos eran las esquinas.

Mariola y Olga Lucia, las facilitadoras, les explicaron a los participantes la historia de la foto: la mayoría de la gente que ve la foto cree que la chica está pasando por acoso, pero ella, Ninalee Craig, dijo en varias entrevistas, que ella lo estaba pasando muy bien. Ninalee y Ruth Orkin estaban haciendo un experimento por dos horas tomando fotos por Florencia, Italia, viendo como la gente trababa a Ninalee.

Después de tener este contexto, alguien dijo que ella había visto a la mujer impasible desde el principio. Ninalee está en el centro de la vereda, sin miedo, como si no le llegaran los comentarios o miradas de los hombres.

Un participante comentó que sabiendo que las mujeres planearon tomar las fotos cambia todo porque no son fotos espontáneas; ¿dónde está la verdad si la mujer pasó dos veces?

Otra persona notó que impacta de la ausencia de la caballerosidad.

La propuesta de escritura fue, “Escribe sobre una mirada”. Un participante escribió del impacto de la mirada del otro. Otro escribió sobre reglas básicas y dichos como “quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.” El baile puede ser en acto íntimo—se notó que en bailar la samba, se sabe que nos vamos a mirar a los ojos. En su escritura alguien comentó que los ojos no saben mentir. También se hiso la comparación entre ver y mirar. Se noto que lo mirado siempre es elegido. También nos arreglamos y vestimos para el enfoco de los que queremos que nos vea.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que, si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre la escena de la foto de Ruth Orkin. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 16 de julio a las 13 hrs. o a la 1 pm EDT. También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.


Chica Americana en Italia, una fotografía de Ruth Orkin, tomada en 1951

©2022 Ruth Orkin Photo Archive


Encuentros virtuales en vivo: Sábado 4 de Junio, 13:00 EDT

Nos acompañaran seis participantes desde Nueva York, España, Argentina, y California.

El texto que escogimos para hoy fue una escena de la película “Despedidas” película del 2008 dirijida por Yôjirô Takita en el 2009 gano el Oscar por Mejor Película en Lengua Extranjera del Año. Vimos la escena una vez por lo que duro un poco más de cinco minutos.

Lo primero que se noto fue que la escena nos da tantos mensajes. Hablamos de las diferencias en las culturas, sobre todo entre el Japón y los países en Latino América. Es una falta de respeto llegar tarde, especialmente porque el amortajador es un trabajo que no se respeta en el Japón.

También se observó como preparan los cadáveres. En la película podemos ver que en el Japón se prepara el cadáver al frente de la familia, para que sean parte del proceso. Podemos ver como el esposo pasa por muchas emociones—impaciencia, rabia, y dolor. Al final el esposo “ve” a su esposa, tal vez por primera vez, pero ya su esposa está muerta; ya es muy tarde. El esposo le dijo al amortajador que su esposa nunca se había visto tan hermosa.

Varias participantes dijeron que en los ojos de los actores se veía como ellos se transformaron al ver como el amortajador trata el cadáver; la reacción de la gente presente para el entorno. Le deja a uno imaginar como seria esa experiencia para uno. Al ver la reverencia con que el cual el amortajador trata el cadáver, un participante noto, “¿Cuántos respetamos a los vivos?”

El esposo estaba sin emoción hasta el final. Él pudo enfocar su dolor hacia el trabajador porque era más fácil que procesar sus sentimientos. Lloro al final porque al fin vio a su esposa linda como era y porque pudo ver el valor del trabajo del amortajador.

La propuesta de escritura fue “Escribe sobre un momento sagrado”. Alguien escribió de las cosas y experiencias sagradas desde la niñez, en la vida, y en el mundo. Otra persona escribió sobre una experiencia personal. Y aún otra persona escribió sobre un consultorio sagrado. Todas las respuestas fueron variadas y en la sombra del texto.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre la escena de la película de Yôjirô Takita. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.


Despedidas” película del 2008 dirijida por Yôjirô Takita


Encuentros virtuales en vivo: Sábado 7 de Mayo, 13:00 EDT

Leímos “Esto es solo para decir”, de William Carlos William, traducido al español. Hablamos sobre las ideas que nos despertaba el poema: la de la confesión, la aceptación de una culpa, y a la vez el reconocimiento de que lo que se había hecho había sido a propósito. Parece una travesura. Se sugirieron otros títulos para el poema: Lo que pasó fue, una confesión, a propósito. Y también como el poema despertó recuerdos de infancia.

Escribimos sobre una disculpa. Se leyeron textos de diferente tipo, ensayos sobre la disculpa como idea y práctica y un poema sobre las infinitas excusas.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre el poema de William Carlos William. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.


Esto Es Solo Para Decir, Por William Carlos Williams

Yo comí
las ciruelas
que estaban
en la nevera
 
y las que
tú probablemente
estabas guardando
para el desayuno
 
Perdóname
estaban deliciosas
tan dulces
y tan frías

Encuentros virtuales en vivo: Sábado 23 de Abril, 13:00 EDT

El pintura que escogimos para hoy fue La Persistencia de la Memoria, Por Salvador Dali, 1931.

La propuesta de escritura fue Escribe sobre el tiempo.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 7 de mayo a las 13 hrs. o a la 1 pm EDT. También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.


La Persistencia de la Memoria, Por Salvador Dali, 1931


Encuentros virtuales en vivo: Sábado 2 de Abril , 13:00 EDT

Nos acompañaran cinco participantes desde Nueva York, España, y Jerusalén.

El texto que escogimos para hoy fue “HOMBRES por León Felipe.” El poema se leyó dos veces y después tuvimos un rico debate con diferentes interpretaciones del mensaje del poema.

El titulo es la primera palabra en letras. Mayúsculas. Lo primero que notamos fue el uso de las letras mayúsculas del título—esto llamó la atención a varias participantes. Pero después de leer todo el poema y entender el significado del poema, el crear una torre de humanos, sí gustó el uso de mayúsculas.

También notamos las contradicciones: hay unos sobre otros y otros al lado de los otros. Varias participantes notaron que el poema es una descripción de los Castelleres. Para poder hacer un Casteller es necesario tener este tipo de solidaridad y unidad.

El uso del lenguaje y la repetición parece un trabalenguas, pero llegamos a algo concreto en el poema. En el debate, también hablamos de que uno puede leer este poema de una perspectiva pesimista o optimista. Se notó que hoy en día lo más probable se hubiera escrito “HUMANO,” no “HOMBRE” para ser más inclusivo. Y últimamente que es obvio que hay dos diferentes partes del poema; la primera parte no se parece a las dos últimas líneas. Parece que el poeta anhela algo, que un día no haya estrellas lejanas ni horizontes perdidos. Eso solo pasa si tenemos hombros sobre hombros.

La propuesta de escritura fue “Aquel hombro… (continúa tú la historia).” Muchas participantes escribieron sobre mujeres (madres o mujeres importantes en nuestras vidas), otra persona sobre las imagines de la guerra, y otra sobre su padre. Tuvimos contradicciones, pero todos fueron en la sombra del texto.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre el poema de León Felipe. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 23 de abril a las 13 hrs. o a la 1 pm EST. También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!

HOMBRES Por: León Felipe

sobre hombros
de otros hombres;
Hombres
con hombros
para otros hombres;
Hombros,
Hombres,
Hombros. . .
Torres.
Un día ya no habrá estrellas lejanas
ni perdidos horizontes.

          

Encuentros virtuales en vivo: Sábado 26 de Febrero, 13:00 EST

El texto que escogimos para hoy fue “Nos han dado la tierra” [Cuento texto completo] por Juan Rulfo. El poema se leyó dos veces y después tuvimos un rico debate con diferentes interpretaciones del mensaje del poema.

La propuesta de escritura fue “Escribe sobre una meta inalcanzable”.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 2 de abril a las 13 hrs. o a la 1 pm EST (hora de Nueva York). También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a  nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!



Nos han dado la tierra
[Cuento texto completo]
Juan Rulfo

Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros.

Uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habría después; que no se podría encontrar nada al otro lado, al final de esta llanura rajada de grietas y de arroyos secos. Pero sí, hay algo. Hay un pueblo. Se oye que ladran los perros y se siente en el aire el olor del humo, y se saborea ese olor de la gente como si fuera una esperanza.

Pero el pueblo está todavía muy allá. Es el viento el que lo acerca.

Hemos venido caminando desde el amanecer. Ahorita son algo así como las cuatro de la tarde. Alguien se asoma al cielo, estira los ojos hacia donde está colgado el sol y dice:

-Son como las cuatro de la tarde.

Ese alguien es Melitón. Junto con él, vamos Faustino, Esteban y yo. Somos cuatro. Yo los cuento: dos adelante, otros dos atrás. Miro más atrás y no veo a nadie. Entonces me digo: “Somos cuatro”. Hace rato, como a eso de las once, éramos veintitantos, pero puñito a puñito se han ido desperdigando hasta quedar nada más que este nudo que somos nosotros.

Faustino dice:

-Puede que llueva.

Todos levantamos la cara y miramos una nube negra y pesada que pasa por encima de nuestras cabezas. Y pensamos: “Puede que sí”.


Encuentros virtuales en vivo: Sábado 5 de Febrero, 13:00 EST

Nos acompañaran nueve participantes desde Nueva York, España, Argentina, varios otros lugares.

Elegimos una imagen, Danza Afro-Cubana,” por Mario Carreño.

La propuesta de escritura fue “Escribe sobre una danza”.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 26 de febrero a las 13 hrs. o a la 1 pm EST (hora de Nueva York). También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a  nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!



Danza Afro-Cubana por Mario Carreño


Encuentros virtuales en vivo: Sábado 15 de Enero, 13:00 EST

Nos acompañaran nueve participantes desde Nueva York, España, Argentina, varios otros lugares.

El texto que escogimos para hoy fue “Entre Irse y Quedarse” por Octavio Paz. El poema se leyó dos veces y después tuvimos un rico debate con diferentes interpretaciones del mensaje del poema.

Se notó que el poeta habla de dos tipos de tiempo—todo lo que es objetivo (la duración del día) y lo que es subjetivo (latir del tiempo que en mi sien repite la misma terca sílaba de sangre). También hablamos sobre la “pausa” en que hemos vivido desde que empezó la pandemia. Hay una sensación de querer regresar al pasado; creemos que ese pasado nos espera. Pero el problema es que no podemos volver a ese pasado. Hay que vivir en el presente. Si nos modificamos por lo que hay una continuación de la vida. El poema nos muestra que hay que seguir el ritmo de la vida.

La propuesta de escritura fue “Escribe sobre un tiempo de incertidumbre”. Las respuestas fueron variadas y en la sombra del texto. Alguien escribió sobre la certeza que somos inciertos. Otro texto personal sobre la muerte; un cuento universal porque todos vivimos con la mayor certeza que eventualmente nos vamos a morir, pero aun hay tanta incertidumbre en la enfermedad. Otro texto tenía que ver con el cambio del cuerpo, con la aceptación del las nuevas limitaciones.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre el poema de Octavio Paz. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 5 de febrero a las 13 hrs. o a la 1 pm EST (hora de Nueva York). También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a  nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!



Entre irse y quedarse por Octavio Paz


Entre irse y quedarse duda el día,
enamorado de su transparencia.

La tarde circular es ya bahía:
en su quieto vaivén se mece el mundo.

Todo es visible y todo es elusivo,
todo está cerca y todo es intocable.

Los papeles, el libro, el vaso, el lápiz
reposan a la sombra de sus nombres.

Latir del tiempo que en mi sien repite
la misma terca sílaba de sangre.

La luz hace del muro indiferente
un espectral teatro de reflejos.

En el centro de un ojo me descubro;
no me mira, me miro en su mirada.

Se disipa el instante. Sin moverme,
yo me quedo y me voy: soy una pausa.