Encuentros virtuales en vivo: Sábado 18 de Deciembre, 13:00 EST (18:00 UTC)

Nos acompañaran ocho participantes desde Nueva York, España, Argentina, California, y Italia.

El texto elegido fue Gracias a la Vida de la poeta Chilena Violeta Parra. El poema/canción se leyó dos veces y después vimos el video de Violeta Parra cantando la canción.

Una participante notó que el poema es un poema existencial y amoroso, las estrofas se refieren, “al hombre que amo”. Todas las estrofas terminan con lo que la poeta hace para estar más cercana de su amado—la ayudan a ver, escuchar, sentir etc. a su amado. Aún al final del poema está ese otro. Se notó que la última estrofa es más universal, no singulariza al amado.

Otra persona mencionó que este poema es apropiado en este tiempo de la pandemia. El amado puede ser un familiar o una amistad, y cuando por fin pudimos salir de nuestras casas, apreciamos las cosas pequeñas como grillos, pájaros, etc. Y las dos últimas líneas son muy bonitas y ciertas, la relación entre autor y lector. Aun otra participante notó que la vida nos ha dado a todos.

Un participante mencionó que esta canción nos impacta tanto porque todos somos humanos. Otra persona refirió que, en el periodo de COVID, es un poema de agradecimiento; es tan importante ahora porque hay que ser consciente del prójimo. Alguien más dijo que cuando uno está enfermo, se le quita “la anestesia” de la vida y uno se recuerda lo que más le importa—la familia, las amistades, la naturaleza.

Otra persona le impactó el video de Violeta cantando la canción. ¿Cuál va a ser el video de nuestra vida? ¿Cuáles son las fotos que van a encajar nuestra vida? Esto le recordó a otra persona que Violeta se quitó su propia vida pronto después de escribir esta canción.

La propuesta de escritura fue “Gracias a vida…” Un participante escribió sobre todo lo que no tiene (enfermedad, hambre, etc.) y compartió un cuento sobre dándole gracias a Dios en vez de pedirle a Dios. Otra escribió un poema como defensa a la vida, como una afirmación. Otro escribió sobre sus recuerdos. Y otra escribió sobre la enfermedad que le ha visitado, de la aceptación y el impacto de este texto. Disfrutamos muchísimo al escuchar lo que habían escrito los participantes. Se pasó el tiempo demasiado de ligero.

Aquí, ahora alentamos a los participantes que si así lo desean, compartan lo que escribieron a continuación. Deja tu respuesta aquí, si deseas continuar la conversación sobre el poema de Claribel Alegría. Pero antes, les recomendamos tener en cuenta que el blog es un espacio público donde, por supuesto, no se garantiza la confidencialidad.

Por favor, únase a nosotros en nuestra próxima sesión en español: El sábado 15 de enero a las 13 hrs. o a la 1 pm EST (hora de Nueva York). También, ofrecemos sesiones en inglés. Ve a  nuestra página de sesiones grupales virtuales en vivo.

¡Esperamos verte pronto!


Gracias a La Vida por Violeta Parra

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado,
y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído, que en todo su ancho
graba noche y día; grillos y canarios.
martillos, turbinas, chubascos
y la voz tan tierna de mi enamorado.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano y luz, alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados;
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió el corazón, que agita su marco
cuando miro el fruto del cerebro humano,
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto;
así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes, que es el mismo canto,
y el canto de todos, que es mi propio canto.